Distancia: 6,200 Km
Dificultad: media-baja
Duración: -
Observaciones:
Al ser una ruta circular la podemos iniciar en cualquier punto de su recorrido.
 
MAPA DE LA RUTA / GALERÍA DE IMÁGENES
 
Gráfico de relieve
 
940
920
900
880
860
840
820
800
 
0 1 2 3 4 5 6 7
 
Ruta paso a paso
 

Salida desde el Centro de Interpretación, por la carretera de San Pedro, hasta llegar al camino que nos sale a la derecha y que nos conducirá a la Cueva de Montesinos.

Cueva de Montesinos (PARADA 1), cavidad de origen kárstico de unos 80 metros de profundidad, en cuyo interior Miguel de Cervantes nos sitúa los capítulos XXII y XXIII de la 2ª parte de su genial obra “D. Quijote de la Mancha”, en los que nos narra el más famoso encantamiento en la historia de la literatura española.

Bajamos por la cuesta de la Almagra, que nos lleva hasta el afloramiento de cuarcita, único en la zona. Nos desviamos un poco a la izquierda para ver el Pozo de las Minas (PARADA 2), vestigio de la explotación de diversos minerales, entre ellos oro y plata, perforado en el 1903 y de unos 50 m. de profundidad aproximadamente. Continuamos descendiendo por la cuesta de la Almagra hasta llegar a la ermita de San Pedro.

La ermita de San Pedro (PARADA 3), situada en el paraje que lleva su mismo nombre, es zona de peregrinación y culto desde muy antiguo a San Pedro de Verona, haciéndosele dos romerías a este santo: el domingo de Resurrección lo llevan a hombros los quintos desde la ermita hasta Ossa de Montiel y el día 29 de abril es llevado de nuevo hasta la ermita por las gentes de la localidad y visitantes. La actual ermita, de mediados del siglo pasado, se levanta sobre los cimientos de otra construida en la edad media.

Seguimos a la derecha unos metros por la carretera para después desviarnos a la izquierda y llegar al antiguo poblado de San Pedro donde, antes de cruzar el puente del río Alarconcillo, paramos un momento para ver el imponente nogal que se encuentra en este punto y que viene el libro de árboles singulares de Ossa de Montiel y los restos del antiguo molino harinero de San Pedro.

Cruzamos el puente del río Alarconcillo y giramos a la izquierda por el camino que va bordeando el río hasta llegar a un nuevo puente y cruzar de nuevo el río. Unos metros más adelante, a la izquierda, nos separamos un momento del camino para contemplar la fuente del Ojo del Hierro, donde el agua brota de entre sus rocas. Volvemos de nuevo al camino que nos lleva hasta la carretera de San Pedro para, posteriormente, girar a la derecha y en la curva tomar el camino que nos lleva hasta el Castillo de Rochafrida.

El Castillo de Rochafrida (PARADA 4), de origen musulmán y cuna del romancero, construido allá por el siglo XII, cayó en poder cristiano tras la batalla de las Navas de Tolosa en 1212. Romanceado en el Medievo tanto por la fuente que se encuentra a sus pies “Fontefrida”, como la dama del castillo “Rosaflorida”, enamorada del noble francés Montesinos, que el mago Merlín tiene encantado en la cueva que lleva su mismo nombre.