Distancia: 27,500 Km
Dificultad: media-alta
Duración: -
Observaciones:
No es conveniente realizar la ruta en época de caza ya que atravesamos zonas de cotos intensivos.
 
MAPA DE LA RUTA / GALERÍA DE IMÁGENES
 
Gráfico de relieve
 
1050

1000

950

900

850

800
 
0 2 4 6 8 10 12 14 16 18 20 22 24 26 28
 
Ruta paso a paso
 

Salimos del Centro de Interpretación (30S 0521229 – 4312609) en dirección al pueblo. Buscamos la salida de la carretera que lleva a El Bonillo (CM-3123). En la curva, frente a la cooperativa del vino, tomamos el camino que sale a la izqda. en dirección al campo de futbol. Este camino, llamado Camino del El Bonillo, es la antigua vía de comunicación entre ambos pueblos.

Cruzamos el puente del río Alarconcillo (PARADA 1). A la izqda. observamos un palomar y un pozos de riego artesano en la huerta. A partir de aquí el cultivo es de cereal y vid. Más adelante, a la dcha., sobresale la silueta de una molineta que aprovecha la energía del aire para sacar agua de un pozo.

Tomamos un desvío a la izqda. (30S 0525997 – 4312806), llegamos al monte y continuamos en línea recta bordeando el campo de cultivo hasta encontrar un camino que nos cruza, llamado Carril de las Latas. Lo tomamos a la dcha. y seguimos por él sin dejarlo cuesta arriba. La vegetación está formada por retamas, sabinas, encinas y muchos romeros. Hay abundancia de majanos que sirven de refugio a los conejos.

Al llegar a la parte más alta del camino, en lo alto del cerro, se encuentra la Casa del Hermano Eloy (PARADA 2), rehabilitada como refugio de cazadores (30S 0527294 – 4314734). La parada es obligada para observar las vistas de los alrededores, desde los parques eólicos de aerogeneradores de Cabeza Morena hasta la Sierra de Alcaraz y el Pico de las Almenaras. A la derecha de la casa se encuentra la antigua era donde se secaba el cereal, con la particularidad de que en esta zona las superficies de la eras son de guijarros.

En esta zona, repoblada de sabinas y encinas, hay un cruce de caminos y nosotros seguimos de frente, en esta ocasión cuesta abajo hasta llegar a una vaguada en la que el camino discurre a la izquierda de la misma (30S 0528360 – 4315000). Giramos a la izqda. y seguimos este vallejo, que coincide con la separación de los términos municipales de Ossa de Montiel y El Bonillo (PARADA 3). Podemos observar que la línea de mojones que marca los límites del término coincide que una línea de sabinas por donde frecuentemente discurre el agua y se observan las marcas de los jabalíes.

Llegamos a un punto en que nos encontramos con la carretera N-430 (30S 0527731 – 4317259), la cruzamos y continuamos por el valle por su margen izquierdo como ya veníamos haciendo. En esta zona aumenta la humedad y abundan las sabinas alineadas como consecuencia del depósito es esta zona de sus semillas por los zorzales que poblaban las antiguas choperas.

A la izqda. del camino encontramos un árbol singular que tiene varios siglos de vida, es la Sabina del Charco (30S 0527330 – 4317603) (PARADA 4).

Continuamos el camino de frente y éste se va separando del valle. Atravesamos un campo con retamas, almendros y nogueras y llegamos a la finca de El Charco (30S 0526852 – 4318089).

Frente a la finca cogemos el camino de la izquierda y a unos 200 metros giramos a la izquierda de nuevo. A lo lejos, en dirección SO observamos el cerro más elevado que tiene en la cima una gran antena. Esa es una referencia ya que el camino pasa por ese punto.

A 250 metros hacemos una parada. A la izquierda del camino, dentro del bancal y entre las nogueras destaca otro árbol singular “la carrasca del piazo de los almendros del Charco” (30S 0526754 – 4317753) (PARADA 5).

Continuamos por el camino, pasando por debajo de encinas y sabinas, otros 600 metros y cogemos un desvío a la derecha cuesta arriba por el monte 600 metros más hasta que encontramos un cruce de caminos. Cogemos el de la izquierda y seguidamente otro a la derecha. A partir de aquí el camino se vuelve más difícil y empinado hasta llegar a lo alto del cerro.

Hemos llegado al punto más elevado de la ruta (1019 m) (30S 0523786 – 4316480) (PARADA 6). Aquí está la antena que veníamos observando por el camino y que sirve para medir los vientos de la zona. Estamos en el antiguo carril de Toledo, que comunicaba Tomelloso con El Bonillo. Debido a la altitud observamos nuevas especies vegetales, enebros y robles o quejigos, estos siempre en la cara norte.

A partir de este punto el camino es todo bajada. A 1,300 Km tomamos el segundo camino a la izquierda y 900 metros más adelante giramos a la derecha cuesta arriba para llegar enseguida al cruce con la carretera CM-3123 que comunica Ossa de Montiel con Villarrobledo.

Cruzamos la carretera y a 1 km de distancia aproximadamente encontramos la finca de Villa Pepita. Aquí hay un cruce de varios caminos y nosotros tomamos el que sale en dirección Oeste. Avanzamos 1,600 Km y nos detenemos para buscar a la derecha en el suelo la entrada a la Sima de la Cabra (30S 0520766 – 4316755) (PARADA 7), agujero en la roca de origen kárstico que comunica con una cueva interior.

Continuamos por el camino y a 1 Km aproximadamente, a la izquierda del camino y dentro del campo de cultivo se encuentra un árbol singular, la Mata de la Pepa, frondosa mata de encina con 96 pies (30S 0519857 – 4315199) (PARADA 8). Al llegar a la finca de Ortigosa la bordeamos por la izquierda hasta encontrarnos con el Camino de la Ruta del Quijote, el cual tomamos a la izquierda en dirección SE hacia Ossa de Montiel.

A lo largo del camino podemos observas grandes encinas y pequeñas chozas construidas con ramas en los lindes de los bancales que sirven de refugio a la caza. Cerca del pueblo, en un pequeño cerro a la derecha del camino observamos los restos de un bombo de piedra, construcción típica de la zona (PARADA 9).

Llegamos a la carretera N-430 y giramos a la izquierda, frente a la gasolinera a la derecha y pasando por delante del cementerio salimos a la cuesta de San Pedro, la cual ascendemos y llegamos de nuevo al Centro de Interpretación que fue el inicio de nuestra ruta.