Encuadre Histórico     Cultura y costumbres     La Naturaleza en Ossa de Montiel
 
 
Si no fuera por la gran trinchera que encaja el valle del Alto Guadiana, manifestándose con uno de los paisajes más espectaculares de la naturaleza española, y que recorre el sur de su territorio, el Termino Municipal de Ossa de Montiel seria uno más de los que forman la singular comarca del Campo de Montiel.

Geográficamente,el Campo de Montiel (900-950 m. de altitud media) es una extensa comarca que discurre entre el Oeste de la provincia de Albacete y el Este de la provincia de Ciudad Real. Se caracteriza por estar elevada 150-200 m. por encima de la otra comarca más extensa, de la que algunos autores opinan que depende: La Mancha. Sus terrenos calizos o básicos, muy pedregosos debido a la gran superficialidad de la roca madre, han permitido que haya abundantes tierras no aptas para la agricultura, y por tanto pobladas de abundante vegetación espontánea.

Así pues, las 24.000 has. que conforman el Termino Municipal de Ossa de Montiel están encerradas en una línea poligonal, con forma de pentágono invertido, que con suaves ondulaciones, y en esencia acoge a dos grandes ecosistemas: uno con distintos hábitats de ambientes secos, y otro donde la presencia del agua da forma a hábitats más jugosos y húmedos.

HÁBITATS DE AMBIENTES SECOS.

El 55 % del Término Municipal está ocupado por distintas manifestaciones de monte bajo de encinar. Este forma grandes masas más o menos compactas y con cierta discontinuidad, que teniendo a la encina (Quercus ilex ssp. ballota) como especie dominante, tiene un amplio espectro de plantas que forman la parte arbustiva y conforman su cortejo, como son: romero (Rosmarinus officinali), distintas especies de tomillos (Thymmus. communis, T. mastichina, T. zigis etc..), aliagas (Genista scorpius), jazmín silvestre (Jazminun fruticosum), enebros (Juniperus oxicedrus), etc. En las solanas estas manchas suelen tener una presencia más importante de coscoja (Quercus coccifera), mientras que en las umbrías y caras orientadas al norte y en el fondo de los barrancos, aparecen de forma puntual algunas manifestaciones de quejigos (Quercus faginea). En cualquier caso, todas estas plantas tienen un amplio muestrario de espinas, aceites esenciales, hojas revolutas y coriáceas, lignificadode los tallos, etc., en fin,todos los atributos propios de las especies que tienen que sufrir largos periodos de sequía o de climas extremadamente continentales. La sabina albar (Juniperus turiphera), tiene en este Término Municipal y en la comarca, una de las representaciones más meridional de toda Europa. Esta especie de infinidadde singularidades comparte con las masas de monte bajo de encinar su presencia, llegando en lugares de mayor altitud a formar bosques muy abiertos de sabinares puros. Las sabinas, o mejor dicho, los sabinares, llevan ligadas a ellos hasta 23 endemismos ibéricos vegetales. Dicen los expertos que es tal la resistencia de esta especie a los suelos pobres y climas continentales, que es la última esperanza de arbolado para estos territorios.

El 40 % restante del territorio está formado por cultivos agrícolas. A diferencia de las grandes superficiesagrícolas baldías de la cercana Mancha, en este municipio y prácticamente también en la comarca, se trata de parcelas de superficie más reducida, con mucha presencia de lindes y abundante vegetación, así como gran número de encinas o sabinas aisladas entre estos cultivos. Hay una presencia de agricultura intensiva, casi todas de regadíos, que ocupan unas 2.000 has, e igualmente cada vez más, van desapareciendo los viñedos de secano tradicionales y se van sustituyendo por viñas de regadío en espaldera.

Asociada a esas formas tradicionales de cultivo agrícola, aparece una especie vegetal, cuya supervivencia esta ligada a esta forma de cultivos. Se trata del Sysibrium caballinessianum, pequeño arbusto que justificala presencia de la microrreserva botánica de la Encantada y La Dehesa de los Torreones (con categoría de LIC, Lugar de Importancia Comunitaria, de la Red Natura 2000).

Faunísticamente, esta vegetación y estructura proporciona buenas condiciones para el desarrollo de las poblaciones de conejo, especie que aunque humilde, es la base de gran número de especies emblemáticas de la fauna española, y que sin ella, sus poblaciones también caerían en picado. Hablamos de especies como el lince ibérico, (Lynx pardina) que desapareció de estas tierras hace relativamente poco tiempo, y que no es difícil que vuelva a recolonizar en cualquier momento, o como el águila imperial ibérica (Aquila adalbertii), y el águila-azor-perdicera (Hiraaetus fasciatus), que usan esta tierra como importante zona de dispersión generativa.

Gato montés (Felix silvestris), zorro rojo (Vulpes vulpes) garduña (Martes foina) tejón (Meles meles), así como la abundante población de jabalí (Sus scrofa), son pobladores habituales de estos montes; el ratonero común (Buteo buteo), cernícalo común (Falco tinnunculus), búho real (Bubo bubo), o las avutardas (Otis tarda), sisones (Otis tetras), ganga ibérica (Pterocles alchata), etc., viven asociadas a los abiertos campos de cultivo.

HÁBITATS DE AMBIENTES HÚMEDOS.

El Alto Guadiana. El Parque Natural “Lagunas de Ruidera”.

El sur de la localidad, está surcado por una serie de pequeñas cañadas (río Alarconcillo, río Sabinar, río Pinilla) que de forma intermitente, actúan como emisarios superficiales llevando agua al gran cauce que se va formando en dirección Sur-Norte y que conforma el Alto Guadiana, y por tanto siendo parte importante de la cuenca hidrográfica del Guadiana.

En los años 60 - 70, en la escuela nos enseñaban que el río Guadiana nacía en las Lagunas de Ruidera, entre las provincias de Ciudad Real y Albacete, sin embargo los últimos estudios hidrogeológicos realizados, descartan esa posibilidad o por la menos no la dejan tan clara, aunque eso sí, ese cauce lo denominan Alto Guadiana y lo encuadran en su correspondiente cuenca hidrográfica.

Este territorio corresponde al Parque Natural “Lagunas de Ruidera”. Este, tiene 3.776 has., de las cuales el 40 %, es decir aproximadamente 1.500 has., discurren dentro de la provincia de Albacete y por tanto en este Término Municipal.

El Parque lo conforma una escalera de 15 lagunas, que con un desnivel de 150 m., se van derramando superficialmenteuna sobre otra hasta llegar al embalse de Peñarroya, donde sus aguas son embalsadas para utilizarlas para riego y bebida en las localidades de Argamasilla de Alba y Tomelloso.

Esa gran exuberancia de agua, choca directamente con el entorno reseco y árido de los alrededores y lo dota de diversidad de hábitats y riqueza de especies.

Una de las singularidades de la zona húmeda de las lagunas de Ruidera son sus profundidades, que pueden oscilar, entre los 20 m. de la laguna del Rey, la Colgada, San Pedro o Concejo, hasta las más superficialescomo son la Blanca, Coladilla, Cenagosa, etc. Esas profundidades, están incidiendo directamente tanto en la abundancia y estructura de su vegetación perilagunar, como en la cantidad y variedad de especies faunística que se instalan en sus aguas. Así pues, esas profundidades son las que hacen que, aunque se tenga gran cantidad y calidad de aguas, sean pobres tanto en organismos microscópicos (zooplancton), como por la ocupación mayoritaria de las grandes aves acuáticas.

Sin embargo, las lagunas de Ruidera, tienen una gran importancia para la cría y la invernada del aguilucho lagunero occidental (Circus aeroginosus). También cada vez son más numerosas las plataformas de cría de la garza imperial (Ardea purpurea), y esas mismas profundidades son ideales para otras dos especies de acuáticas, el somormujo lavanco (Podiceps cristatus) y en época de invernada para el porrón moñudo (Aythya fuligula). No en vano, aparte de las declaraciones institucionales de espacios protegidos, las Lagunas de Ruidera también ostentan el estar clasificadas, junto con el resto de la Mancha Húmeda, como Reserva de la Biosfera.

Los cauces alimentadores y comunicadores de las lagunas también forman a ambos lados de sus orillas franjas de vegetación ribereña, que propicia la formación de bosques galerías, que son el hábitat ideal de especies de aves como el ruiseñor común (Luscinia megarhynchos), la oropéndola (Oriolus oriolus), o el azor (Accipiter gentilis).

Los lugares donde el agua se confunde con el lodo, donde prácticamente no hay profundidades, son el lugar idóneo para la instalación de otras especies de aves, llamadas genéricamente “limícolas” y que se caracterizan por sus largas patas y finospicos, para hurgar en el blando y abundante lodo, y extraer la infinidadde invertebrados que la bajada de las aguas ha ido dejando en la superficie.Estos encharcamientos periódicos se hacen especialmente ricos en los momentos en que coinciden con las grandes migraciones, tanto primaveral como otoñal.

Así pues, nos encontramos con un pequeño Término Municipal, pero que en poco espacio se encuentra repleto de valores naturales para descubrir. Desde las subyugantes y conocidas laguna de Ruidera, hasta los extensos campos y montes de encinas y sabinas para descubrir y perderse.

ESPACIOS NATURALES PRESENTES EN ESTE TÉRMINO MUNICIPAL Y SUPERFICIE QUE OCUPAN EN DICHO TÉRMINO

- Parque Natural “Lagunas de Ruidera” (1.512 ha)
- LIC (Lugar de Importancia Comunitaria) Lagunas de Ruidera (7.714 ha)
- Reserva de la Biosfera de la Mancha Húmeda (24.928 ha)
- Microrreserva botánica (LIC) de la Encantada los Morales y la Dehesa de los Torreones (394 ha)
- Área de dispersión del Águila Imperial Ibérica (24.928 ha)
- Área de importancia del Águila Imperial Ibérica (14.980 ha)