Etapa de enlace con el GR 68

 Volver Atrás

Mapas

Para poder ver el mapa en relieve, tienes que tener en tu equipo el Google Earth.

Para descargártelo pincha aquí.

JavaScript debe ser habilitado para poder utilizar Mapas de Google.
Sin embargo, parece que JavaScript está deshabilitado o no soportado por su navegador.
Para ver Google Maps, habilite JavaScript cambiando las opciones de su navegador y vuelva a intentarlo.

 

Perfil

Enlace 68

 

 

 

Descripción del recorrido

         Comenzamos la etapa de enlace del GR 67 “Sendero del Mundo”, con el GR 68 “Circular de la Sierra del Segura”, en el puente del Tortolón, sobre el río Mundo; que se encuentra en la etapa cuarta del GR 67, entre Ayna y Liétor; a poco más de diez kilómetros de Ayna y poco más de cuatro kilómetros de Liétor.

A unos trescientos metros del puente del Tortolón, en dirección a Ayna, abandonamos la pista asfaltada que transita junto al río Mundo, girando hacia la izquierda por una pista forestal que asciende hacia el monte, al principio perpendicularmente al río, para ponerse en paralelo a continuación, dejando el valle y el río abajo a la izquierda. En menos de cuatro kilómetros se salvan unos trescientos metros de desnivel.

En poco más de tres kilómetros, llegamos a una bifurcación que tomamos a mano izquierda. Cuando hemos recorrido unos cinco kilómetros, al otro lado de la carretera se ve la Casa de las Hoyas. A nuestra derecha, un cercado para el ganado, con abrevaderos. En poco más de cinco kilómetros, habremos llegado a la carretera A-3 que une Liétor con Elche de la Sierra.  Frente a nosotros, otra pista sale de la carretera en dirección hacia la Casa de las Hoyas. Seguimos la carretera hacia la derecha, durante unos 160 metros.

Abandonamos la carretera por una pista que sale por la izquierda. En unos ochenta metros, a nuestra izquierda, una vieja calera. La pista no es clara, en continuo descenso lleva dirección suroeste y en unos quinientos metros desaparece en un sembrado. A lo lejos vemos las casas de El Ginete. Seguimos la misma dirección que llevamos, cruzando monte bajo con retamas y esparto durante unos ochenta metros. Desembocamos en otro sembrado que hemos de cruzar en dirección sur, dirigiéndonos hacia una rambla, a la que llegamos en unos cincuenta metros. A la derecha observamos un muro de contención de arrastres, seguimos la rambla hacia la izquierda para dirigirnos hacia otra mayor, la Rambla de Dítar, a la que llegamos en unos cien metros. Antes, hemos cruzado un camino ancho que no seguimos.

Estamos en la Rambla de Dítar, ancha y pedregosa, pero sin pérdida alguna, ya que hemos de seguir por ella, remontándola hacia la derecha, durante casi kilómetro y medio. En ciento ochenta y cinco metros, contados desde que llegamos a la Rambla de Dítar, un camino se aparta de ella hacia la derecha. Seguimos por la rambla. Setecientos metros más adelante, un camino se aparta por la izquierda, pero enseguida volverá a ella. Nosotros seguimos por la rambla, dirigiéndonos hacia un hermoso pino situado en ella. En unos cien metros desde el pino, por la izquierda viene un barranco y encontramos unos abrevaderos para el ganado. Seguimos por la rambla que ahora se suaviza y parece una pista forestal, salvo por el suelo de gravilla.

Unos ciento setenta metros más adelante, abandonamos la Rambla de Dítar por la derecha, para dirigirnos hacia El Ginete de Arriba, que vemos muy próximo y al que llegamos en quinientos metros, cuando hemos recorrido ya unos ocho kilómetros desde el inicio. Es una hermosa cortijada, rodeada de tierras de labor. Vemos el brocal de un pozo, un gran pino con marcas de GR. Cruzamos el cortijo y salimos no por el camino ancho que sigue hacia el sur, sino por otro hacia la derecha, junto a la pared de una casa con parra.

En unos cuatrocientos metros, llegamos a un cruce. Por la derecha llegaríamos al Ginete de Abajo, más pequeño que el anterior. Seguimos hacia la izquierda, unos ciento setenta metros para llegar a la unión de dos ramblas, junto a un viejo pozo con abrevadero. Hemos de seguir hacia el oeste por la rambla de la izquierda, más pequeña que la otra, durante unos doscientos ochenta metros. Un camino viene del cortijo por la derecha y en este punto se bifurca: el de la izquierda sigue hacia el sur junto a la rambla. Nosotros seguimos por el de la derecha en dirección oeste. A la izquierda del camino, repoblación de pinos, a la derecha, tierras de labor.

Nos dirigimos hacia el siguiente caserío, el Jinete Navarro. El camino se pierde y caminamos junto a la linde de los sembrados, con ocasionales matas de retama. Seguimos la antigua vía pecuaria, conocida como Camino de Andalucía. En unos setecientos metros llegamos a un viejo camino  enmarcado con árboles, que nos conduce al cortijo, donde llegamos en otros ciento ochenta y cinco metros. Rodeamos las tapias del mismo, dejándolo a la izquierda. Llegamos a una caseta de electricidad y seguimos el camino de la derecha durante cien metros.

Dejamos el carril ancho, para seguir otro en peor estado que sigue dirección suroeste, entre tierras de labor, pero que es ancho y claro. Se agradece que los agricultores hayan respetado la antigua vereda. A la derecha un gran pino, y más allá se ve, en ruinas, la Casa del Pollo. Más adelante, vemos junto a un árbol, una caseta de vigilancia de aves, en un tramo no cultivado. El camino desaparece y caminamos entre los sembrados.

En dos kilómetros desde el Jinete Navarro, cuando hemos recorrido ya doce kilómetros desde el inicio, llegamos a un punto conflictivo. Una valla corta el antiguo camino –que todavía vemos en el mapa topográfico del Instituto Geográfico Nacional- rodeando la propiedad del Cortijo de Bambá. Ofrecemos dos opciones: saltarla y cruzarlo hasta salir de la propiedad kilómetro y medio después. Nosotros lo hicimos y, cuando nos preguntaron los propietarios, dijimos que seguíamos la Vereda de Andalucía y no hubo problema. También se puede rodear por el sur la valla de la finca hasta llegar a la puerta de entrada a la misma, supone medio kilómetro más.

En menos de un kilómetro llegamos a la carretera CM-3203, que hemos de seguir hacia la izquierda durante casi cuatro kilómetros. En menos de dos kilómetros, a la derecha, junto a la carretera, la aldea de Derramadero. A los 18 kilómetros, llegamos a un cruce: a la izquierda se dirige hacia el cementerio de Elche de la Sierra. Entre el de la derecha y la carretera que seguíamos, surge un camino ancho que desciende hacia Elche de la Sierra y que tomamos. A la izquierda, abetos sembrados. En medio kilómetro llegamos a las primeras casas y seguimos la calle de la izquierda, llamada de Manuel de Falla.

Por ella llegamos a la avenida de España, que es la carretera CM-412 (de Hellín a Riópar). En la curva de la carretera, en lugar de seguir por la calle Bolea, seguimos de frente por la calle Juan Carlos I. Más adelante seguimos por la calle Mayor, hasta llegar a la plaza de Ramón y Cajal, donde se sitúa la Casa Consistorial de Elche de la Sierra. Más adelante se halla la iglesia de Santa Quiteria y la Plaza Vieja, por donde iniciamos la primera etapa del GR 68 “Circular de la Sierra del Segura”.

 

 

Galería Fotográfica

 

Descargas

Archivos:
Name Fecha Tamaño del Archivo Hits    
enlace_68_gpx Fecha 19-11-2013 Tamaño del archivo 30.23 KB Descargar 762
enlace_68_gpx_contrario Fecha 19-11-2013 Tamaño del archivo 30.28 KB Descargar 692
enlace_68_kml Fecha 19-11-2013 Tamaño del archivo 30.17 KB Descargar 702
enlace_68_kml_contrario Fecha 19-11-2013 Tamaño del archivo 30.34 KB Descargar 719
Enlace 68 Descripción Fecha 19-11-2013 Tamaño del archivo 1.26 MB Descargar 789
Enlace_68_topografico Fecha 19-11-2013 Tamaño del archivo 6.6 MB Descargar 676
enlace_68.GPX Fecha 19-11-2013 Tamaño del archivo 316.37 KB Descargar 768

 

 Volver Atrás

 

 

Debes estar registrado para comentar...

Con la colaboración de:    

LogoDipuAbCoPosLogo sierra VivaLogo fondo europeoLogo leaderLogo dipu2